Cigala terciada (mediana)

Cigala terciada (mediana)

(2 valoraciones de clientes)

Precio

Desde 27,60

Cigala terciada fresca.

Maridaje recomendado,
Paco&Lola barrica (18,80 €)
Envíos 24h
Envíos gratis a partir de 100€
Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Pago seguro
Transporte frío
Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Transporte frío

Relacionados

Descripción

La cigala es un crustáceo comestible muy apreciado por su sabor, similar a la langosta. Este marisco habita en los fondos de arena y fango de la parte nororiental del océano Atlántico y del oeste del mediterráneo. Se encuentra en profundidades que van desde los 20 hasta los 250 m, aunque en algunos casos puede llegar a profundidades superiores a 500 m.

Visualmente, posee un cuerpo alargado con unas pinzas largas y espinosas. Se suele clasificar en función de su tamaño, principalmente en tres tipos: cigala terciada, tronco y grillo.

La cigala terciada es la de tamaño medio, ideal para consumir cocidas o a la plancha, al igual que la cigala tronco, la de mayor tamaño. En cambio, la cigala grillo, la más pequeña de todas, es mejor utilizarla en caldos y arroces.

Este marisco, además de ser todo un manjar, es un alimento bajo en calorías y con un gran aporte en proteínas de gran valor biológico. Además, es rico en minerales como el calcio, fósforo, yodo y potasio. No obstante, hay que controlar su consumo, ya que contiene algo de colesterol y purinas.

La cigala terciada es un alimento muy valorado por su calidad, de hecho es el segundo marisco más consumido en España. Se trata de toda una maravilla culinaria por su sabor dulce y suave, además, posee una increíble carne firme y blanca.

Receta

Receta de cigalas al horno

Ingredientes

  • 12 cigalas terciadas
  • 4 dientes de ajo 
  • Un puñado de perejil fresco
  • 60 ml de aceite de oliva 
  • Zumo de medio limón
  • Sal al gusto

Como elaborar las cigalas terciadas al horno

  1. Comenzamos cortando los ajos en láminas finas y picamos el perejil fresco. Posteriormente, lo añadimos a un cuenco pequeño junto al aceite y la sal y mezclamos bien
  2. En segundo lugar, pasamos a cortar las cigalas por la mitad, empezamos cortando la cola y luego vamos pasando a la cabeza.
  3. Una vez que las tengamos cortadas, debemos colocar las cigalas sobre una bandeja de horno y vamos aplicando la mezcla que hemos preparado previamente.
  4. A continuación ponemos el horno a 180 °C e introducimos durante 5 minutos. Una vez que haya pasado el tiempo, las retiramos del horno y ¡a disfrutar!

2 valoraciones en Cigala terciada (mediana)

  1. Vicente

    Super encantada, las pedí de prueba y superaron mis expectativas

  2. Daniel

    Excelente producto, indispensable para un buen arroz

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Elaboraciones

El producto limpio, en su preparación, sufrirá una merma respecto a su peso bruto.
  • Abierto en libro: los dos lomos separados con la espina central a un lado.
  • Anillas: corte del calamar en rodajas sin piel.
  • Bocaditos: se retira la piel y se corta en lonchas finas en sentido transversal a las fibras. 
  • Con espina: se retiran las aletas, escamas y la cabeza.
  • Cuadrados: corte en tacos iguales sin espinas ni piel.
  • Filetes limpios: se retira la piel y se sacan lonchas de la carne.
  • Limpio de cabeza y tripa: se retiran las vísceras y se corta la cabeza.
  • Limpio de tripa: se retiran las vísceras.
  • Limpio y entero: sin aletas ni escamas.
  • Lomos con piel: corte sin espinas de ambos lados del pescado. 
  • Lomos sin cabeza: corte sin espinas ni cabeza de ambos lados del pescado.
  • Lomos sin piel: corte sin espinas ni piel de ambos lados del pescado.
  • Rodajas: corte vertical con espina en el centro y piel.
  • Medallones: rodajas de carne magra sin piel ni espinas.
  • Sin espina: sin la espina central del pescado.
  • Suprema con piel: se separan los lomos y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Suprema sin piel: se separan los lomos, se quita la piel y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Tacos: trozos irregulares sin espinas ni piel (pescado de 2 kg o más).