Centollo cocido

Centollo cocido

(4 valoraciones de clientes)

Desde 32,16

Precio por unidad.

Limpiar
Envíos 24h
Envíos gratis a partir de 50€
Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Pago seguro
Transporte frío
Envíos 24h
Envíos gratis a partir de 50€
Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Transporte frío

Relacionados

Descripción

El centollo, también conocido como txangurro, es un crustáceo decápodo, se trata de un cangrejo migratorio de gran tamaño, puede llegar a medir hasta 20 cm de diámetro.

A diferencia del buey de mar, el centollo se caracteriza por tener una coloración oscura con un caparazón grueso, rugoso y redondo, repleto de espinas. Además, cuenta con diez patas duras, largas y delgadas.

Vive en fondos de hasta cien metros de profundidad, entre rocas y arena. En zonas del Atlántico oriental, principalmente en Galicia, además también está presente en el mediterráneo.

El centollo se caracteriza por tener pequeñas diferencias entre la carne del centollo y de la centolla. Este primero destaca por la textura y sabor de su carne, mientras que la hembra posee mayor cantidad de carne. Lo que hace a este marisco gallego único. En definitiva, el centollo gallego de la ría se trata de un manjar casi irresistible, sea macho o hembra.

Se trata de un alimento con un alto aporte nutricional, rico en proteínas y con escaso contenido graso. Además, cuenta con minerales esenciales como el sodio, potasio, yodo, zinc, hierro, magnesio y fósforo.

Es un alimento ideal para probarlo cocido o relleno, pero también se trata de un complemento perfecto para infinidad de platos.

Receta

Cómo preparar txangurro relleno a la donostiarra

Ingredientes

  • Centollo (800 g)
  • Cebolla (½)
  • Tomate (1 grande o dos pequeños)
  • Brandy (40 ml)
  • Pan rallado (2 cucharadas soperas)
  • Hojas de perejil fresco
  • Un poco de mantequilla

Pasos a seguir para hacer el centollo relleno a la donostiarra

  1. En este caso, al comprar el centollo cocido empezamos retirando la parte de debajo del centollo, simplemente se abre hacia atrás
  2. Posteriormente, quitamos las patas, cogiendo el cuerpo y estirando de la base de las patas.
  3. Separamos el cuerpo del caparazón, intentando que este siempre esté abajo para no desperdiciar los líquidos.
  4. Retirar los tejidos que parecen plásticos y los filamentos grises que lo recubren.
  5. Divide el cuerpo en dos y posteriormente cada uno en cuatro y ves sacando la carne con un tenedor
  6. A continuación debes extraer la carne de las patas, simplemente golpeándolas con un martillo de cocina o mortero.
  7. Pela la cebolla, córtala en tacos pequeños y sofríe en una sartén u olla con un chorrito de aceite y sal
  8. Luego pasa a triturar el tomate, cuando la cebolla esté tierna lo añades y deja que se cocine a fuego suave durante 10 minutos.
  9. Añade el brandy y aumenta la temperatura del fuego.
  10.  Cuando el alcohol se haya evaporado, añade los jugos y la carne de nuestro centollo de la ría.
  11. Lava el caparazón de txangurro y rellénalo del sofrito.
  12. Precalienta el horno a unos 200 °C y colócalo en una bandeja.
  13. Antes de meterlo al horno, pica el perejil, mézclalo con pan rallado y añádelo encima del sofrito con un poco de mantequilla en pequeños trozos.
  14. En el momento que el horno está listo, lo introducimos hasta que el pan empiece a dorarse, suele costar unos 5 minutos.

4 valoraciones en Centollo cocido

  1. Javier

    Centollo buenísimo, muy sabroso y jugoso, la próxima vez probare la receta.

  2. Marina

    El estado inmejorable, aun no los he probado pero tienen muy buena pinta

  3. Rebeca

    Me encanto, sabor y textura increíble

  4. Anónimo

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

(4 valoraciones de clientes)

Descuento del 20% en pescados, mariscos y elaborados

Hasta el 31 de mayo