Mejillón gallego

Mejillón gallego

(3 valoraciones de clientes)

Precio

Desde 3,91

Mejillón gallego fresco.

Maridaje recomendado, Laus Blanco (7.50 €)
Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Pago seguro
Transporte frío
Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Transporte frío

Relacionados

Descripción

El mejillón gallego es un molusco bivalvo que vive formando comunidades en zonas de agua de mareas, siempre en lugares de poca profundidad. Se encuentra con facilidad en las costas gallegas, principalmente entre las Rías Baixas y la provincia de Pontevedra.

Visualmente, el mejillón se caracteriza por sus conchas negras azuladas, con forma de hacha, puntiaguda y gruesa.

El mejillón es el molusco más consumido en España, gracias a sus cualidades nutricionales, gran sabor y tamaño. Por todo esto, se trata de un marisco gallego que atrae un gran interés gastronómico. Uno de los productos más valorados dentro de la categoría de pescado y marisco

Entre las propiedades de los mejillones podemos destacar su elevado contenido en vitamina A, C, D, E, K y del grupo B. Posee minerales como el hierro, yodo, potasio, zinc, magnesio o calcio. Además, tiene propiedades antiinflamatorias por su alto contenido en ácidos grasos omega-3.

Dentro de su concha encontramos su carne de color anaranjado con un sabor muy particular. El mejillón gallego se considera un producto gourmet capaz de cautivar el paladar más exigente gracias a su olor, jugosidad y sabor a mar. Además de su textura carnosa característicamente blanda y jugosa.

Receta

Mejillón gallego | Pescados Saturnino

Mejillones a la marinera

Ingredientes

  • 2 kg de  mejillones
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas soperas de tomate
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada sopera de Harina de trigo
  • 200 ml de Vino Blanco
  • 120 ml de agua para cocción o caldo de pescado
  • 200 ml aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • Pimentón dulce al gusto
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Perejil al gusto

Receta mejillones con salsa marinera

  1. El primer paso para esta receta de marisco será limpiar y cocer los mejillones. Para ello los limpiaremos con agua y los escurriremos, para posteriormente quitarle las barbas. 
  2. Después pasamos a poner una olla grande y amplia, colocamos los mejillones con el agua de cocción y el vino blanco al fuego durante 8 minutos. A una intensidad medio-alta. 
  3. Una vez que los mejillones estén abiertos los retiramos del fuego y dejamos que se templen. Reservamos el agua de cocción y a continuación cogemos los mejillones y le quitamos la concha a la que no están adheridos y reservamos.
  4. Pasamos a picar el ajo y la cebolla muy finos. Ponemos una sartén a fuego fuerte con el ajo, el laurel y el aceite de oliva. En el momento que el ajo comienza a dorarse añadimos la cebolla con una pizca de sal.
  5. En el momento que la cebolla esta dorada añadimos la harina  y mezclamos bien durante un minuto. Posteriormente, añadimos el pimentón dulce y lo cocinamos, junto con un poco de vino blanco y esperamos que el alcohol se evapore.
  6. Incorporamos agua de cocción que teníamos reservada, mezclamos bien y dejamos todo a fuego medio durante un par de minutos.
  7. Pasados los dos minutos, añadimos la salsa de tomate triturado, dejamos que se cocine durante cinco minutos y añadimos la pimienta negra. Incorporamos los mejillones y removemos la sartén para bañarlo bien con la salsa.
  8. Después tapamos la tartera y dejamos un par de minutos los mejillones con la salsa a fuego lento y posteriormente añadimos el perejil fresco por encima.
  9. Por último solo nos queda emplatar y ¡a disfrutar!

3 valoraciones en Mejillón gallego

  1. Gema

    Grandes y además muy sabrosos

  2. Clara

    Bastante más grandes de los que esperaba, estaban deliciosos

  3. Andrea Comín

    No necesitan nada más que hacerlos con un poco de cariño porque la calidad es increíble

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Elaboraciones

El producto limpio, en su preparación, sufrirá una merma respecto a su peso bruto.
  • Abierto en libro: los dos lomos separados con la espina central a un lado.
  • Anillas: corte del calamar en rodajas sin piel.
  • Bocaditos: se retira la piel y se corta en lonchas finas en sentido transversal a las fibras. 
  • Con espina: se retiran las aletas, escamas y la cabeza.
  • Cuadrados: corte en tacos iguales sin espinas ni piel.
  • Filetes limpios: se retira la piel y se sacan lonchas de la carne.
  • Limpio de cabeza y tripa: se retiran las vísceras y se corta la cabeza.
  • Limpio de tripa: se retiran las vísceras.
  • Limpio y entero: sin aletas ni escamas.
  • Lomos con piel: corte sin espinas de ambos lados del pescado. 
  • Lomos sin cabeza: corte sin espinas ni cabeza de ambos lados del pescado.
  • Lomos sin piel: corte sin espinas ni piel de ambos lados del pescado.
  • Rodajas: corte vertical con espina en el centro y piel.
  • Medallones: rodajas de carne magra sin piel ni espinas.
  • Sin espina: sin la espina central del pescado.
  • Suprema con piel: se separan los lomos y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Suprema sin piel: se separan los lomos, se quita la piel y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Tacos: trozos irregulares sin espinas ni piel (pescado de 2 kg o más).