Marisco Zaragoza

En esta sección de marisco en Zaragoza de Pescados Saturnino podrás ver una completa selección de marisco para comprar en Zaragoza. Buscamos y seleccionamos las mejores piezas de distintos mariscos y los traemos a tu pescadería en Zaragoza.

Podemos distinguir dos grandes categorías de mariscos en Zaragoza: crustáceos y moluscos.

Los crustáceos tienen varias características comunes. Una de ellas es que su cuerpo está recubierto por un caparazón duro que lo protege del ambiente y de sus rivales y enemigos, y se va modificando a medida que el animal va creciendo y se va desarrollando.

En las pescaderías solemos identificar dos grandes grupos: los de cuerpo corto y los de cuerpo alargado.

Algunos ejemplos de crustáceos de cuerpo corto son el buey de mar, los centollos, las nécoras y los percebes.

Buey de mar: también es conocido como cangrejo europeo. Los más grandes son capturados en el Atlántico y en el Mediterráneo. Habita en los fondos marinos rocosos y pueden alcanzar profundidades de hasta 100 metros. Su caparazón tiene una forma ovalada, de color pardo amarillento. Su primer par de patas está muy desarrollado, y posee un par de pinzas de gran tamaño, con extremos negros, con una carne muy sabrosa. Existen ejemplares que llegan a alcanzar los 5kg de peso.

Centollo: existen diferentes especies, son todas aquellos cangrejos de caparazón espinoso. Sus patas en general suelen ser delgadas y velludas, y posee pinzas alargadas. Los ejemplares capturados no suelen superar los 20 cm de longitud, unas cifras muy lejanas comparadas con el cangrejo real de Alaska, con un cuerpo de 40 cm y una envergadura de casi 3 metros.

Percebe: son crustáceos que habitan fijados en rocas. Sólo es comestible el cilindro de color anaranjado que presenta en su interior. Su concha se compone de cinco valvas y el pedúnculo con el que se agarra a la roca. Dada la dificultad que entraña la captura de esta especie, su precio en las pescaderías suele ser muy elevado. Suele comercializarse vivo, y en menor proporción, cocido y congelado.

En el caso de crustáceos de cuerpo alargado podemos encontrar, entre otros:

Bogavante: los más comercializados son los bogavantes europeos, con un cuerpo azul violáceo o verdoso. El bogavante tiene 10 patas, su primer par de patas posee una poderosas pinzas muy carnosas. Presenta una longitud entre los 30 y los 75 centímetros, y su peso oscila entre los 300 y 500 gramos. Su cuerpo está protegido por un grueso y fuerte caparazón y tiene un abdomen con 7 anillos. Su carne es blanca, consistente y sabrosa.

Cigala: poseen 10 patas, y es característico de la costa de Europa occidental. Tiene un color que se encuentra entre el rosa y el amarillo y suele medir entre los 15 y los 25 centímetros. Es bastante vulnerable por lo que tiende a vivir poco tiempo fuera del agua. Su carne es muy fina y apreciada.

Langosta: se trata de un crustáceo marino de 10 patas. Sus características principales son que presenta unas antenas muy largas, espinas en el costado y ausencia de pinzas. Tiene un caparazón de color marrón anaranjado y la parte comestible apenas supone un tercio del total de su peso.

Necesita iniciar sesión.