Trucha asalmonada

Trucha asalmonada

(6 valoraciones de clientes)

Precio

2,66

Trucha asalmonada abierta en libro (150 a 200 g / unidad).

Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Pago seguro
Transporte frío
Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Transporte frío

Relacionados

Descripción

La trucha asalmonada es un pescado azul, con un cuerpo alargado, esbelto y ágil. A simple vista, se puede observar sus escamas pequeñas y el color azul y verde, en la zona del dorso. Se caracteriza por la coloración rosada de su carne, siendo distinta de la trucha blanca por su alimentación.

Es nativa del océano Pacífico, pero ha sido extendida a todos los continentes, excepto a la Antártica, con fines recreativos para la pesca deportiva. En España es bastante fácil de encontrar en aguas frías de los ríos y lagos.

Se trata de un alimento muy nutritivo y realmente completo que habitualmente forma parte de dietas hipocalóricas, bajas en grasas y ricas en calcio. A su vez, aporta las vitaminas fundamentales, como son la A, B2 y B3. También, posee minerales como el hierro y magnesio muy beneficiosos para el organismo.

Además, tiene un bajo contenido en sal, lo que lo convierte en un alimento ideal para personas con hipertensión arterial. Por último, debemos añadir su alto contenido en proteínas.

Sin duda, la trucha asalmonada es una alternativa saludable dentro de la categoría de pescados y mariscos. La trucha asalmonada se diferencia por su sabor delicado y su textura fina y jugosa. Ideal para prepararla al horno, en salsa de mantequilla, a la plancha, a la parrilla o rellena.

Receta

Trucha asalmonada | Pescados Saturnino

Receta de trucha asalmonada al horno con jamón

Ingredientes

  • 2 truchas 
  • 4 lonchas de jamón serrano 
  • 1/2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 2/3 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 1/2 Hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida

Como preparar la trucha al horno

  1. Para empezar deberíamos cortar poco a poco a lo largo de la espina central, para abrirla sin cortar el lomo. A continuación separamos la espina central de la cabeza y la retiramos poco a poco. Debemos revisar que no quede ninguna espina en la carne
  2. Posteriormente, precalentamos el horno, mientras tanto vamos pelando y cortando las patatas en rodajas y la cebolla en juliana. Mezclamos las patatas, la cebolla y el laurel y salpimentamos al gusto, añadimos aceite de oliva y mezclamos bien
  3. Colocamos las patatas en una bandeja de horno  y horneamos a media altura durante 30 minutos y a los 15 minutos removemos con cuidado
  4. A la vez vamos salpimentando el interior de las truchas, añadimos un chorrito de aceite de oliva, colocamos las lonchas de jamón serrano y cerramos las truchas.
  5. Pasada la media hora añadimos las truchas rellenas sobre las patatas con un chorrito de aceite y horneamos a media altura 15/20 minutos.
  6. Mientras tanto, pelamos los dientes de ajo y lavamos las hojas de perejil. Lo añadimos a un mortero con un chorrito de vino y machacamos hasta que quede hecho una pasta.
  7. A los 10 minutos de horneado añadimos el aceite y perejil por encima y continuamos su horneado 5/10 minutos más.

6 valoraciones en Trucha asalmonada

  1. Clara

    Espectacular, las prepare con la receta de la web y estaban deliciosas

  2. Iván

    Pescado muy sabroso, que volveré a encargar sin duda

  3. Iñigo

    Super sabrosas, me encantaron

  4. Guillermo

    Muy buena

  5. Alejandra

    Muy buen servicio, tuve problemas con la entrega y me pusieron todas las facilidades posibles para acabar disfrutando de este gran pescado

  6. Anónimo

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Elaboraciones

El producto limpio, en su preparación, sufrirá una merma respecto a su peso bruto.
  • Abierto en libro: los dos lomos separados con la espina central a un lado.
  • Anillas: corte del calamar en rodajas sin piel.
  • Bocaditos: se retira la piel y se corta en lonchas finas en sentido transversal a las fibras. 
  • Con espina: se retiran las aletas, escamas y la cabeza.
  • Cuadrados: corte en tacos iguales sin espinas ni piel.
  • Filetes limpios: se retira la piel y se sacan lonchas de la carne.
  • Limpio de cabeza y tripa: se retiran las vísceras y se corta la cabeza.
  • Limpio de tripa: se retiran las vísceras.
  • Limpio y entero: sin aletas ni escamas.
  • Lomos con piel: corte sin espinas de ambos lados del pescado. 
  • Lomos sin cabeza: corte sin espinas ni cabeza de ambos lados del pescado.
  • Lomos sin piel: corte sin espinas ni piel de ambos lados del pescado.
  • Rodajas: corte vertical con espina en el centro y piel.
  • Medallones: rodajas de carne magra sin piel ni espinas.
  • Sin espina: sin la espina central del pescado.
  • Suprema con piel: se separan los lomos y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Suprema sin piel: se separan los lomos, se quita la piel y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Tacos: trozos irregulares sin espinas ni piel (pescado de 2 kg o más).

Ahorra el 30% en tu compra solo hasta el 30 de septiembre.