Cigala de grillo (pequeña)

Cigala de grillo (pequeña)

(4 valoraciones de clientes)

Desde 14,40

Cigala de grillo fresca.

Limpiar
Envíos 24h
Envíos gratis a partir de 50€
Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Pago seguro
Transporte frío
Envíos 24h
Envíos gratis a partir de 50€
Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Transporte frío

Relacionados

Descripción

La cigala (nephrops norvegicus) es un crustáceo decápodo, similar a la langosta, pero normalmente de mucho menos tamaño. La cigala grillo es la de menor tamaño de su especie, teniendo un tamaño mínimo de 7 cm desde las pinzas a la cola.

Característicamente, además de tener un tamaño pequeño. Cuenta con un cuerpo alargado, un caparazón con costillas y espinas laterales y dos pinzas largas y espinosas.

Este marisco habita en los fondos de arena y fango de mares y océanos, de manera salvaje. Excavando madrigueras en la arena de entre 20 y 800 metros. Para pasar el día encerrada y salir por la noche a alimentarse.

La cigala se trata de un producto muy bien considerado, aunque de manera peculiar, no empezó a comercializarse hasta principios del siglo XX. De hecho, no tenía ni nombre, no fue hasta pocos años después, debido a la irrupción de la industria del congelado que obligó a dárselo.

La cigala es un marisco rico en proteínas de gran valor biológico, además aporta poca materia grasa. Asimismo es rico en minerales como el potasio, yodo, calcio y fósforo.

Se trata de un marisco muy apreciado en todo el mundo, apreciable por cada uno de los cinco sentidos. La cigala es todo un manjar atractivo a la vista, con un bravío aroma, una increíble textura tersa y un excepcional sabor a mar suave y elegante.

Por su tamaño, la cigala grillo es ideal para cocinarla complementando otras recetas de arroces o caldos de pescado. Aunque por su excelente sabor, al igual que el resto de su especie, se puede consumir de manera solitaria, al ajillo, a la plancha o al horno.

Receta

Receta de cigalas a la plancha

Las cigalas grillo a la plancha son un marisco excepcional para disfrutar en una ocasión especial, maridadas con una copa de vino blanco.

Ingredientes

  • 15 cigalas
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal de escamas
  • Limón

Como cocinar las cigalas a la plancha

  1. En primer lugar, partimos las cigalas por la mitad, utilizando un buen cuchillo, primero debemos partir la cola desde el centro hacia abajo. Luego pasamos a cortar el tronco y la cabeza longitudinalmente, para evitar que se rompan.
  2. A continuación pasamos a preparar el ajo y el perejil. En un mortero picamos dos dientes de ajo y perejil fresco. Añadimos una o dos cucharadas de aceite de oliva y machamos bien la mezcla, para que todos los ingredientes queden integrados.
  3. Posteriormente, pasamos a pincelar la superficie de la plancha con el aceite de oliva y sal. Cuando la plancha este caliente colocamos las cigalas con la carne tocando la plancha, dejamos cocinar durante dos minutos y luego damos la vuelta.
  4. Dale la vuelta a las cigalas, pincela bien la carne con el ajo y perejil, rociando también con unas gotas de limón
  5. Dejamos que se cocinen durante otros 2-3 minutos hasta que la carne coja color blanco, señal de que están listas.

Nota: si ves que después de cocinarlas tienen excesivo aceite puedes dejarlas un par de minutos sobre un plato con papel de cocina, para quitar ese exceso de aceite.

4 valoraciones en Cigala de grillo (pequeña)

  1. Eduardo

    Las utilice para una paella y estaban buenísimas

  2. Anónimo

  3. Ana

    Cigalas muy jugosas, me vinieron genial para hacer una paella de marisco

  4. Carlota

    Espectaculares

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

(4 valoraciones de clientes)

Descuento del 20% en pescados, mariscos y elaborados

Hasta el 31 de mayo