Salmón fileteado sin espinas

Salmón fileteado sin espinas

(7 valoraciones de clientes)

Precio

8,16

Salmón fresco cortado en filetes limpios (350 g / unidad).

Maridaje recomendado, Laus Blanco (7.50 €)
Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Pago seguro
Transporte frío
Envíos 24h

Envíos gratis a partir de 100€

Transporte frio pescados y mariscos a domicilio
100% fresco
Transporte frío

Relacionados

Descripción

El salmón, también conocido como Reo, es un pescado azul, de agua dulce o salada. Es un pescado anádromo, es decir, vive la gran parte de su vida en el mar, pero migra a aguas dulces para criar. Este pescado se puede encontrar con facilidad en aguas del Océano Atlántico y Pacífico.

El salmón tiene un cuerpo alagado recubierto de pequeñas escamas de color grisáceo, con algunas manchas negras. Se caracteriza por tener su carne de color rosado.

Se trata de un pescado consumido en todo el mundo, debido a la versatilidad de este pescado. Existen diferentes maneras de disfrutar de este pescado, desde fresco como un tartar de salmón hasta cocinado al horno, por ejemplo.

El salmón fresco tiene un sabor ligero, fresco y casi cítrico, que combina a la perfección con salsas saladas y cítricas. En cambio, el salmón a la plancha o al horno mantiene el sabor cítrico, pero con un toque más mantecoso. Mientras que el salmón ahumado se caracteriza por su delicado toque ahumado.

Es un pescado ideal para añadir a nuestra dieta cotidiana, ya que es un alimento rico en omega-3 y proteínas. También cuenta con vitaminas B3, B6 y D, necesarias para nuestro organismo y con minerales de gran valor nutricional.

La gran ventaja de los filetes de salmón sin espinas es que está perfectamente cortado y listo para preparar. De esta manera consigues un buen corte de este pescado y te ahorras todo el tiempo que conlleva limpiarlo. Además, puedes disfrutarlo tranquilamente sin preocuparte por las espinas.

Receta

Salmón fileteado sin espinas | Pescados Saturnino

Receta de salmón al horno con patatas

Ingredientes

  • 2 lomos de salmón fileteado y sin espinas
  • 1 zanahoria
  • 4 patatas
  • 2 tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 chorro de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta blanca

Como preparar esta receta

  1. Empezamos pelando las patatas, el tomate, la zanahoria, la cebolla y el puerro. Después cortamos las patatas, la zanahoria y el tomate en láminas. Luego pasamos a pelar la cebolla y el puerro en juliana.
  2. Ponemos una sartén con abundante aceite y freímos las patatas, no es necesario que las doremos en exceso, ya que luego irán al horno. Mientras tanto podemos ir precalentando el horno a 180 °C
  3. Una vez que tengamos las patatas listas, las ponemos sobre la bandeja de horno y salamos. Añadimos también los tomates.
  4. A continuación, introducimos la fuente al horno con calor arriba y abajo, durante  15 minutos. Cuando este listo sacamos y reservamos.
  5. Ponemos en una sartén a fuego medio, la cebolla, el puerro, la zanahoria con un chorrito de aceite  y un poco de sal. En el momento que este listo retiramos y colocamos sobre la bandeja del horno.
  6. Posteriormente, salpimentamos el salmón, lo colocamos sobre la fuente y echamos un chorro de vino blanco. Seguidamente, metemos todo al horno a 200 °C durante y cocina durante 20 minutos
  7. Cuando haya pasado el tiempo solo nos queda servir ¡y a disfrutar!

 

7 valoraciones en Salmón fileteado sin espinas

  1. Ramón

    Buena calidad y perfectamente limpio y fileteado, quede encantado con el producto

  2. Victor

    Estado inmejorable, buen aspecto a la vista, fresco y limpio

  3. Adan

    Me encanto , textura espectacular y super sabroso

  4. Antonio

    Muy bueno

  5. Sara

    Perfecto, el pescado estaba sabroso y totalmente limpio de espinas.

  6. Lorena Almirante

    Perfecto para personas con poco tiempo, a la plancha y listo en 5 minutos ¡y queda riquísimo!

  7. Anónimo

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Elaboraciones

El producto limpio, en su preparación, sufrirá una merma respecto a su peso bruto.
  • Abierto en libro: los dos lomos separados con la espina central a un lado.
  • Anillas: corte del calamar en rodajas sin piel.
  • Bocaditos: se retira la piel y se corta en lonchas finas en sentido transversal a las fibras. 
  • Con espina: se retiran las aletas, escamas y la cabeza.
  • Cuadrados: corte en tacos iguales sin espinas ni piel.
  • Filetes limpios: se retira la piel y se sacan lonchas de la carne.
  • Limpio de cabeza y tripa: se retiran las vísceras y se corta la cabeza.
  • Limpio de tripa: se retiran las vísceras.
  • Limpio y entero: sin aletas ni escamas.
  • Lomos con piel: corte sin espinas de ambos lados del pescado. 
  • Lomos sin cabeza: corte sin espinas ni cabeza de ambos lados del pescado.
  • Lomos sin piel: corte sin espinas ni piel de ambos lados del pescado.
  • Rodajas: corte vertical con espina en el centro y piel.
  • Medallones: rodajas de carne magra sin piel ni espinas.
  • Sin espina: sin la espina central del pescado.
  • Suprema con piel: se separan los lomos y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Suprema sin piel: se separan los lomos, se quita la piel y se realiza un corte rectangular (pescado de 2 kg o más).
  • Tacos: trozos irregulares sin espinas ni piel (pescado de 2 kg o más).

Ahorra el 30% en tu compra solo hasta el 30 de septiembre.